Masajes

El masaje es una forma de manipulación de las capas superficiales y profundas de los músculos del cuerpo utilizando varias técnicas, para mejorar sus funciones, ayudar en procesos de curación, disminuir la actividad refleja de los músculos, inhibir la excitabilidad motoneuronal, promover la relajación y el bienestar y como actividad recreativa.

Probablemente es la herramienta terapéutica más antigua que el ser humano utilizó para proporcionarse un recurso natural contra el dolor. Su evolución y uso ha sido parejo al de la sociedad, hasta convertirse en la técnica de «tacto estructurado» que hoy conocemos.

Tipos de masaje

  • Masaje deportivo: aplicado a la práctica deportiva. Existen dos modalidades: masaje pre-competitivo (se aplica momentos previos a la competición) y masaje post-competitivo (se realiza al acabar la competición, se utiliza para acelerar la recuperación del deportista). Utilizamos el masaje deportivo con el fin de acelerar la eliminación de toxinas y sustancias de desecho, así como aumentar la oxigenación de la musculatura, así facilitamos la recuperación tras largos entrenos o después de cada  competición.

           El masaje deportivo tiene como objetivo:

  •  Optimizar el rendimiento muscular
  •  Prevenir lesiones
  •  Encontrar lesiones
  •  Apoyo en el tratamiento de lesiones
  •  Lucha contra la fatiga
  •  Aumentar la capacidad de trabajo

 

  • Masaje descontracturante: se aplica con fines terapéuticos ya sea por la práctica deportiva o debido al trabajo y al día día de cada paciente.

Se aplica para quitar contracturas, sobrecargas musculares, reducir el dolor…

  • Masaje facial: se busca la relajación de los músculos faciales, muy útil en bruxismo, en afecciones del atm, para stress, insomnio…

 

  • Masaje o movilizaciones del tejido conjuntivo: son técnicas específicas de liberación fascial. Se utiliza para eliminar las restricciones que aparecen en las fascias y aponeurosis del cuerpo. Estas restricciones pueden generar trastornos muy importantes a nivel físico y también a nivel emocional.

 

  • Masaje visceral o digestivo: Para mejorar la vascularización y movilización de la musculatura lisa del aparato digestivo, estreñimiento, produce importantes efectos relajantes sobre el sistema nervioso.

 

  • Masaje relajante o antiestrés: Como su nombre indica es puramente relajante, reduce el estrés y aporta una confortable sensación de bienestar.

Solicita una cita





Acepto la política de privacidad de esta web.